domingo, 30 de septiembre de 2012

Love u again

Llego a la conclusión de que mi masoquismo aumenta gradualmente cada vez que me enamoro. Amante de imbéciles y gilipollas profesional. No entiendo por qué me enamoras y por qué no es la primera vez que lo haces, por qué te sigo queriendo. Intento en vano decirte de todo, sacarte mil y un defectos pero cuando casi estoy a punto de odiarte, vienes me dices cuatro tonterías me hablas y sonríes. Y sonríes, ahí esta la clave de la cuestión, tu sonrisa, esa sonrisa capaz de hipnotizar a cualquier persona que la mire acompañada de una mirada fija y penetrante de ojos caramelo. Ya he vuelto a caer. ¿Y ahora qué? Me explicas tú qué hago ahora. Pues volver a caer en tus brazos, volver a que me llames y arreglarme corriendo, que me recojas en coche y vayamos a algún lugar solos a abrazarnos y mirar el mar y la luna a que me traigas a casa con la música a tope y que volvamos cantando alguna canción de Green Day. Vuelvo a tus bromas, a tus clases de guitarra, a tus cosquillas a tus besos por el cuello, a todo eso que sabes de sobra que es mi debilidad. No hay cosa que me guste más que me piques y me hagas reír, que te metas conmigo y al enfadarme vengas a darme besos y abrazarme por detrás susurrándome el perdón más dulce de todos los perdones. Sé que por mi amor a un imbécil como tú voy a volver a salir herida de esta, pero yo también he madurado, sé que lo que enamora no es tener a alguien a tus pies, loco por ti, sino luchar por algo imposible, algo que no puedes tener.


mistakes

Odio cuando me dicen que me equivoco, sí lo he hecho como otros 4500 errores que habré tenido. No soy perfecta, ni la vida viene con manual de instrucciones, está hecha para que nos equivoquemos para que aprendamos de cada tropiezo. Los fallos que cometemos, en algún momento se transforman en aciertos, en sendas que abren paso a algo mejor. Bueno, y luego está lo de caer dos veces con la misma piedra, eso es un caso perdido, al final de tanto tropezar le coges cariño a la piedra aunque acabes desangrándote. También podría llamarlo error premeditado o a sabiendas de las consecuencias, de lo que puede ocurrir, aunque generalmente cuando te planteas la posibilidad de volver a equivocarte te encuentras cegado por algo positivo una pequeña parte diferente a la anterior ocasión, algo que te guía a que vuelvas a caer. En la mayoría de los casos cada vez que vuelves a caer es más doloroso  ya que posteriormente esta última caída tiene su consiguiente cargo moral, ''tendría que haberlo evitado'', ''lo sabía'', y los miles de juicios de breves minutos que, sin conocer las circunstancias, hacen las personas de tu entorno, ''te lo dije'',   ''¿en qué estabas pensando?'' y demás reproches. Esto hace que además de sentirte mal por ti mismo, las heridas de la caída y demás daños colaterales, te sientas como algo inútil, incapaz de recapacitar. 
Tú, sólo tú sabes que volverás a caer una y mil veces en ese error premeditado, ese daño asimilado de antemano, para aprender cada día algo más: a caerse y volver a levantarse. Sólo tú sabes que hay ciertas piedras que se ponen en nuestro camino para que tropecemos mil veces con ellas, errores que marquen tu vida.

Call me maybe

Yes.
 

Posted by Picasa

jueves, 27 de septiembre de 2012

Miau

Love of  Lesbian
    ¿Que cómo es mi vida sin ti? Pues sin ti sí que es vida, libre por fin, ya sin ti, aleluya la mía. Yo solo hago frente a cualquier situación, sin ti todo es fácil, sin ti no hay tensión. Ha vuelto el felino canalla, el terrible ciclón. O quizás creías que iba mal o quizás preparabas mi epitafio. Pues verás, lo he creado ya: "A todos fuck you por igual, a todos gracias por igual". Fumo como un rastafari, amo como un matahari, gozo como un antimártir...Yo a ti sí te eliminaré, sólo yo me eliminaré. Nunca más me enamoraré, hay que ver cómo miento. 
¿Que cómo es mi vida sin ti? Pues por fin es la mía, vivo el placer, sí, el placer, lentamente y desprisa. 

Destino, ¿hacia dónde me vas a llevar? Quién sabe si a Londres, quizás Benidorm puede que atraque dos bancos, mi nueva afición. Lo demás, media hora fugaz, largo adiós, aquí Paz y después Gloria, 
Silvia, Sonia o Soledad. A todos fuck you por igual, a todos gracias por igual. 


Life

De esos días que te levantas bien, con el pie derecho, con una sonrisa en la cara pero me paro a reflexionar sobre mi misma, y sobre los cambios en mi vida. Supongo que ahora toca uno bastante fuerte pero yo, en esencia, íntegramente yo, sigo siendo la misma de siempre, he de decir que con algún que otro palo más pero la misma.
Durante este tiempo he logrado desenmascarar a los enemigos más traidores, a abrir los ojos y aprender a levantarme cada mañana gritando que Me amo y que la vida son dos días y hay que darse un buen atracón para comerse el mundo, también he aprendido, bueno más bien recalcado, que mis principes azules no son tan principes, son los gilipollas que escuchen buena música y que me sepan cantar con una guitarra al hombro. También sé que mis amigas no sólo me ayudan a base de consejos y de frases típicas como un ''no te ralles tia'' o ''yo te entiendo'' sino que a veces viene bien que te den una buena bronca para abrir los ojos o despejarse con unos chupitos de tequila. También sé que quien se ha ido para no volver me echa de menos al igual que yo, pero que siempre habrá una estrella que estará ahí para iluminarte.
Bueno, tras hacer balance de todo lo que he podido pasar, aprender o sufrir toca enfrentarse a nuevos retos y nueva vida y aunque no nos vayan a poner todo en bandeja, siempre debemos secar las lágrimas sonreir y ganar la batalla. Una batalla a la que llaman vida.