viernes, 27 de enero de 2012

The only exception


Todas las reglas tienen su excepción que las confirma, incluso el olvido. Para olvidarte tú eres la única excepción, no lo consigo...


jueves, 12 de enero de 2012

power of music

Un día cualquiera, 9:10 pm, estás en la ducha con la música puesta y de repente te suena una canción...No una canción cualquiera ''La canción'', su canción. La banda sonora de esa película de caricias por la espalda y besos por el cuello, el concierto de abrazos y besos esquivados de una lluviosa tarde de persecuciones y juegos infantiles. Y con el  lento punteo de guitarra al final de un beso, despiertas. Vuelves al mundo real, a tu ducha fría, miras a tu alrededor y no encuentras nada, ya no queda nada sólo esos 3:45 minutos de recuerdos. Todo se desvanece cuando recuerdas como sonaba esa canción tatareada desafinando en tu oído, cuando la letra lo dice todo.
Apagas la música, te secas con furia, como si así lograras borrar los recuerdos de tu mente. Te miras al espejo, dos cristalinas gotas ruedan por tu cara, lágrimas, dolor, furia, impotencia...Pones de nuevo esa canción la cantas y te agarras a lo primero que encuentras lloras impotente y observas su foto, cómo eran sus labios, cómo los besabas, cómo te acariciaba, esa sonrisa pícara, su pelo, sus ojos de caramelo. La canción acaba y te encuentras tirado, destrozado apaleado por una panda de recuerdos sin compasión.
Finalmente decides no volver a escucharla, que ya lo has superado, que ya estás bien, que has pasado página, pero cuando la oyes, por casualidad, tu mundo se derrumba y todos esos momentos enredados entre la furia y la impotencia vuelven a tu mente.

rise up a cup!

Brindemos esta noche por esos ''te quieros'' falsos, por esas personas que prometieron saltar al vacío y no dieron ni un paso, por esas traiciones por la espalda, por las desconfianzas y las mentiras de quien menos lo espera. Brindemos también por cada uno de vosotros, por los abrazos, las lágrimas, las risas, los recuerdos, los miedos, brindemos por la mano amiga de quien menos lo esperas, por la ayuda, por los consuelos, las miradas, los amores que vienen pero también por los que se fueron. Brindemos por cada una de las personas que conocemos, conocimos y conoceremos, por los momentos vividos, los que vivimos y los que quedan por vivir. 

miércoles, 11 de enero de 2012

get back

A veces la vida pasa demasiado rápido, los momentos se suceden de manera incontrolable, los momentos buenos, los malos, los llantos, las risas. El tiempo descuida de todos ellos y pasa sin reparar en la influencia y los efectos de éstos sobre nosotros mismos. Momentos en los que pareces tocar el cielo y antes de que quieras darte cuenta aquí estás tirado en el suelo. Los momentos se suceden como una gran tormenta sin que ningún mortal sea capaz de asumirlos todos a su debido momento. Basta que te de tiempo a refugiarte de la lluvia para que esta cese, vale con asumir los problemas para que éstos desaparezcan. Algunos podrían calificar ésto como la conocida ''Ley de Murphy'' pero yo no creo en leyes, únicamente en las manecillas del reloj que marca las horas y decide el destino de cada uno. Finalmente cada uno vuelve a su lugar de origen, las aguas a su cauce, donde debe estar.